Jueves lardero 2017

Foto de portada: Grupo de jóvenes “lardeando” en 1992.

Hoy, 23 de febrero de 2017, se celebra Jueves Lardero.

Todos sabemos que en este día tradicionalmente se reúnen los amigos en el campo, o al menos al aire libre, para hacer una jornada principalmente gastronómica. Pero poca gente sabe que significa esta fiesta o cómo se calcula su fecha.

No es una fiesta exclusiva de la provincia de Cuenca, se celebra en todas partes de España con diferentes nombres. Por ejemplo en Albacete, como en muchos puntos del Levante, es el día de la mona.

Jueves Lardero, como su nombre indica, se celebra en jueves, ¿Pero qué jueves? Y ¿Cuáles son los orígenes de la fiesta? ¿Por qué la celebramos?

Esta fiesta es una fiesta cristiana y como tal su fecha se rige por la Semana Santa, concretamente se celebra el jueves anterior al Miércoles de Ceniza.

Lardero tiene la raíz del vocablo latino Lardus, lo que nos indica que los orígenes de la fiesta son al menos medievales.

Igualmente lardero proviene del verbo lardear, que significa “untar o envolver con lardo o grasa lo que se va a asar”. Lardo, por su parte, es el tocino gordo o la grasa o unto de los animales.

Ya sabemos que Lardero tiene algo que ver con comer o comida y que se celebra el jueves antes del Miércoles de Ceniza, pero ¿por qué?

El Miércoles de Ceniza da comienzo a la Cuaresma, periodo en el que los cristianos recordamos los días que pasó Jesucristo en el desierto haciendo ayuno, y que, cumpliendo los preceptos de la Iglesia, es un periodo de ayunos y abstinencias para los cristianos.

Por esta razón decidieron reunirse antes de que comenzara la Cuaresma para hacer una fiesta en la que degustar las viandas, principalmente del cerdo, que no podrían comer en los siguientes días de Cuaresma y Semana Santa.

Con el Jueves Lardero comienza el Carnaval (carnem levare = quitar la carne) (Carnestolendas= carne que ha de ser suprimida) que se convirtió en una fiesta de despedida de la carne previa a las abstinencias de la cuaresma.

Este es el origen de la fiesta que, hoy en día, con la pérdida de paulatina de los preceptos rigurosos de la Iglesia por parte de la mayoría de la población, en la que casi nadie realiza ayunos o abstinencias durante la Cuaresma, la fiesta de Jueves Lardero va perdiendo su sentido y, por tanto, la fiesta está en “peligro de extinción”. Es en los pueblos, donde aún poco importan las fiestas oficiales, donde se sigue manteniendo este tipo de celebración.

Sé que en el Castillo no va a faltar esta celebración, por lo que os deseo un Feliz Jueves Lardero.

Gerardo Valero Marquina.