Garcijudea

Aquí moraron judíos y cristianos sin problema alguno. Hasta tal punto llegaron las cosas que alguien denominó a la villa “Garcijudea”. Incluso con los mahometanos hubo buena relación en su tiempo.
Al igual que los judíos con su sinagoga -más tarde convertida en iglesia de Santa María Inmaculada-, los de fe islámica vivieron cerca en un poblado llamado “Cañada Negrita” que llegó a ser casa de Meca.
La influencia de las tres culturas confirió al pueblo un carácter específico, algo que le hizo y aun lo hace distinto a los demás de esta parte de la Mancha conquense: un rincón que corrobora la teoría de la España de Américo Castro. Ítem más: no cabe olvidar que estas tierras han pertenecido a la Corona de Castilla, a la de Aragón, y hasta a la de Navarra. (del libro: “La muy noble villa del Castillo de Garcimuñoz y su monasterio de San Agustín”).

[Calle la Rua]
[Barrio árabe (Romeral Alto)]
[Rincón del Barrio árabe (Romeral Bajo)]
[Barrio árabe zona del Zoco (La Fuente)]
[Barrio árabe (Romeral alto)]
[Barrio árabe (comunicación entre Los Romerales)]
[Barrio árabe (comunicación entre Los Romerales)]
[Barrio árabe (Romeral bajo)]
[Barrio Judío (Puerta del Sol)]
[Barrio Judío (Antiguo Hospital y Sinagoga en la Calle La Virgen)]