Cerro San Juan y Murallas

A los Treinta e ocho capitulos dixeron: que en esta villa del Castillo hay una iglesia parroquial, en la cual residen un arcipreste, dos curas, tres beneficiados simples, doce capellanes; los cuales hacen e tienen un cabildo, que es de las cosas mas señaladas de este obispado; la cual dicha iglesia es de la vocacion de Sanct Juan Baptista.
Las reliquias notables que hay en la iglesia parroquial de esta villa son las siguientes: La tercia parte de la cadena ….de San Bernardino, fraile de la orden de San francisco, la tercia parte del baculo y dos ampollicas del olio que al dicho santo le mano de los pies al morir….las reliquias las truxo Fray Francisco de Milan compañero de dicho santo.
Esta enterrado en dicha iglesia en el altar de san Bernardino.(De dichas reliquias no tengo noticia de si existen en la actualidad, lo que si existe en la villa es una de las “tres” copias de la Sabana Santa que existen)

(Relaciones de Felipe II)

La antigua parroquia se ha convertido en lo que hoy conocemos como el cerro San Juan, un privilegiado mirador desde el que tenemos unas vistas preciosas del pueblo como de la inmensidad de las tierras que llegan hasta donde alcanza la vista, no podemos irnos del Castillo sin haber subido a su cima coronada por un arco.
Hoy no se conserva casi nada de las construcciones religiosas, el Castillo era cabeza de Arciprestazgo (aun hoy un particular conserva la banca donde descansaba el arcipreste del Castillo) poseia ademas de la dicha iglesia, un hospital de la vocacion de Nuestra Señora de la Concepcion, el cual estaba incorporado con la Iglesia de la Concepcion, un monasterio principal de la orden de San Agustin, y otro monasterio de monjas de la misma orden.

[Resto de la Iglesia de San Juan]
[Restos de la Iglesia de San Juan]
[Vista del pueblo desde el Cerro]
[Vista del horizonte]
[Resto de murallas]
[Arco del Cerro con el castillo de fondo]
[Resto de murallas]
[Vista del castillo desde el Cerro]