En torno a los conversos «hidalgos» de El Castillo de Garcimuñoz

En torno a los conversos «hidalgos» de El Castillo de Garcimuñoz

A continuación os copiamos un articulo de nuestro amigo Aurelio Pretel sobre los conversos del Castillo.

Publicado en la revista Patrimonio Historia y Humanidades, Revista del instituto de estudios conquenses. Número IV (2018)

Gracias amigo Aurelio, como siempre incansable.

1-c60bf7a87c

En el siguiente enlace podéis también descargarlo si deseáis.

En torno a los conversos «hidalgos» de El Castillo de Garcimuñoz. IDEC 4, 2018, pp. 67-71.pdf

 
Hace apenas dos años Miguel Salas y yo presentamos un libro sobre Garcimuñoz en laBaja Edad Media1.
 
Uno de los aspectos que más me sorprendieron mientras lo redactaba fue el de los numerosos conversos procesados por los inquisidores a finales del XV, en una población donde se suponía que no había judíos desde cien años antes, según varios testigos. Pero, aunque, por supuesto, me referí al asunto en varias de sus páginas, tampoco era el momento ni el lugar de extenderme, ni tenía muchas más noticias que ofrecer más allá de las ya adelantadas por Yolanda Moreno, Parello, Dimas Pérez o García Moratalla, y las que se desprenden de algunos documentos que incluí en el apéndice. Sin embargo, después, y sobre todo al ponerme a estudiar el mismo tema en otra población(Alcaraz, Albacete), me han ido llegando noticias publicadas por diversos autores y he podido encontrar nuevos puntos de vista, que merece la pena compartir. En el siglo XIV existió, al parecer, en El Castillo una notable aljama, quizá desarrollada al calor de las ferias y el papel primordial de la villa en la ruta comercial entre los reinos de Castilla y Valencia a través del Señorío de Villena bajo Don Juan Manuel y el marqués Don Alfonso de Aragón, e interconectada con las de Huete y Cuenca, en el mismo obispado, y con la de Alcaraz, en el arzobispado de Toledo. No sabemos si era numerosa, pero sí que era rica, puesto que entre sus miembros conocemos los nombres de Don Zag el Leví de Alcaraz, los hermanos Samuel, Moisés y Yucef Abravalla, Salomón Najarí, Haym Abolex, Salomón Muñoz y Abraham Abensabad, grandes arrendadores de alcabalas y rentas del marqués o del rey, y quizá los Peralta, apellido que abunda en la de Valdeolivas, y que en Garcimuñoz es el de la familia del Doctor Pedro Sánchez del Castillo, un probable converso que brillará en la corte y en la audiencia de Enrique III de Castilla. Ni siquiera está claro el sitio en que pudiera estar la sinagoga ni la calle o el barrio de esta comunidad, aunque una tradición, que no se documenta, dice que sobre aquella se fundará más tarde una ermita o iglesia de la Inmaculada, que no puede ser otra que la del Hospital, en la Calle de La Virgen. El nombre de otras calles, como el de La Amargura, que suelen denunciar la presencia de casas de conversos, no aparece en la Baja Edad Media, por lo que es de creer se debieran al antisemitismo despertado en el siglo XVI, después de la actuación de los inquisidores, como probablemente ocurrirá también con la leyenda,que no se documenta, de que a Garcimuñoz le solían llamar “Garcijudea”.
Desde luego, parece que la aljama sobrevivió muy poco, si es que sobrevivió, a los pogromos de finales del siglo XIV, que acabaron con otras muchas comunidades hebreas de la zona. Moreno Koch la incluye entre las asaltadas por entonces, al igual que ocurrió con las de Huete y Cuenca, pero esta de Castillo de Garcimuñóz parece ser que no se recobró2.
Cierta Inés de Alcaraz y Olivares, procesada por los inquisidores a finales del XV, dice que en El Castillo -donde ella nació y se había criado- así como en Belmonte y Valera de Yuso, donde vivió casada,
ha muy grand tiempo, que memoria de omnes no es en contrario, que no a habido judíos mi juderías3. Rodrigo de Luz añade todavía que en vida de su abuelo, Juan Fernández de Luz, fallecido muy viejo en febrero de 1449, en la dicha villa del Castillo non auia judería, y el dicho mi auuelo era apartado de la conpannia de los judíos e malos cristianos4, de donde se deduce que quedaban algunos judíos, además de los médicos foráneos que hemos conocido. Otros seguirían practicando en secreto su antigua religión, como dice después la Inquisición respecto al propio Juan Fernández de Luz, que por su edad pudiera haberse convertido cuando aún era joven y del que los testigos y el fiscal aseguran que en su casa rezava oraçiones de judíos, sabadeando e diziendo en aquellas oraçiones Moysen pidio la ley al criador e diziendo rabi e otras palabras que mas non le podian conosçer por lo dezir secreto de manera que non pudiesen venir a conoçimiento de sus errores, fazia cabañuelas y metiase en ellas por el tienpo que los judios lo hacen y comia e beuia en ellas, y eso mesmo ayunaua el dia mayor çenando a la noche carne commo lo hazen los judios muncho judaizados, atauiandose con los tafelines atando los dedos con ellos, sacando de alli vna como nomina y leyala hazia la pared haziendo sus autos e gestos commo judío…5 Y, aunque en su testamento muestra ser buen cristiano y dice creer en Dios, la Santa Trinidad, la Virgen y los santos, pide ser sepultado en tierra virgen, como la tradición exige a los judíos. Un detalle que no pasará inadvertido para el inquisidor, que subraya este párrafo y escribe “tierra virgen” en el margen del mismo documento6.
 
Lo cierto es que a lo largo de este siglo XV las personas que luego veremos señaladas como judaizantes o conversas no se distinguen nada del resto de vecinos: los modestos y pobres son sastres, zapateros o carpinteros; los ricos tienen tierras, negocios y hasta oficios, no sólo del Concejo, sino de los señores y reyes sucesivos, compran enterramientos en capillas privadas de conventos e iglesias y a menudo mantienen sus armas y caballos presumiendo de hidalgos e incluso de la honrosa divisa de la banda y la espuela dorada, como ocurre con Juan González de Orihuela. Lo cual no impedirá que más tarde se diga en San Clemente que, aunque los herederos de Pedro Sánchez de Orihuela -el primer descendiente de este Juan que se vino a esta villa desde Garcimuñoz- cambiaron su apellido por Galindo, nadie los tubo ni pudo tener en opinión sino de judíos notorios y en esta villa públicamente le llamaban a la calle donde vivían los Origüelas la calle del amargura, que es en la que vive el pretendiente, de cuyo apellido uyan todas las familias nobles y limpias de esta villa…
 
De otro descendiente, Francisco de Astudillo, dirán que procedía por los cuatro costados de judíos, e incluso que se espanta que se aya atrebido a pretender el ábito un hombre que no tiene gota de sangre noble y tan pocas de sangre limpia, y que en quanto a su baronía, asta la ocasión desta pretensión, nunca avía oydo que Francisco Fernández [de Astudillo], el primero que vino aquí, era originario de las montañas porque solo para este efecto lo van entablando…
 
E igualmente se sabe que Fernán González de Orihuela, que era nieto del mismo Pedro Sánchez y de Aldonza Sánchez de Molina, penitenciada en Cuenca en 1493, tras haber confesado ser de estirpe judía, se casó con la hija de otra reconciliada, como era costumbre frecuente entre conversos. Y el mismo Pedro Sánchez de Orihuela fue hijo de Fernán Sánchez de Orihuela, escribano en la villa de El Castillo, y de una Peñafiel, Constanza, de un linaje de clérigos, letrados y escribanos, que ostentó cargos públicos a mediados del XV y que pudo tener el mismo origen, pues al menos Constanza y su madre, Catalina Alonso, casada con Alonso de Peñafiel, ardieron en la hoguera7.
Nada de esto aparece reflejado en nuestros documentos durante el siglo XV, pero a fines del mismo la Inquisición comienza a destapar supuestos casos de judaizantes -casi una veintena en los primeros años, según Moreno Koch- movida por denuncias que a veces son ajenas, pero otras proceden de las mismas familias… Y he aquí que buena parte de aquellas que ocupaban los oficios de alcalde y regidor (los tienen a largo de todo el siglo XV, y entre los “veinticuatro” designados para ello en abril de 1491 vemos a un Arboleda, tres Piñán, un Molina, un Santa Cruz, dos o tres Alcaraz y un Castillo -enlazados, además, entre ellos y con otros, mediante matrimonios- y a cierto Juan de Tébar, al parecer pariente de la esposa de uno de los Piñán, de escribano de cámara. Cuentan entre sus miembros a algún reconciliado, cuando no relajado y entregado a la hoguera, si bien muchos de ellos conseguirán después “demostrar” su limpieza e incluso su hidalguía, a menudo por el procedimiento de sobornar testigos, falsificar papeles y usar sus influencias ante los tribunales, muchos de cuyos cargos, abogados, relatores y oidores también eran conversos8, cuando no ante la misma Inquisición, que estaba corrompida y sometida en muchas ocasiones a los poderes fácticos y al Consejo Real9. A veces llegarían a inventar ancestros tan “exóticos” como los de Francisco del Castillo, hijo del conocido Castillo del Arzobispo, que asegura venir de un caballero“inglés”, pariente nada menos que del célebre don Beltrán de Claquín, que había combatido contra Pedro I, y de un tal Fernando González de Piñán, del que se dice era hidalgo montañés, aunque lo cierto es que era también converso –por lo menos sabemos que Diego de Piñán, que casó con Catalina de Tébar, fue “seboso” de un bando mayoritariamente compuesto por conversos- y amigo del famoso Fernando del Castillo, alcaide de Alarcón, y que este mismo alcaide había rechazado a uno de los hijos de Pedro de Piñán, que quería casarse con su hija, por ser cristiano nuevo10. A pesar de todo lo anterior Francisco afirma que ni ay memoria de ombres ni fama ni de oydas que los dichos mis padres, aguelo ni visaguelo desciendan de linaje de judíos nuevamente convertidos, ni de linaje de moros, y por esto yo puedo jurar lícitamente que soy cristiano viejo11.
Aunque esta desmedida pasión por demostrar la limpieza de sangre y la ascendencia de abuelos conocidos tampoco es exclusiva de los judeoconversos, en un tiempo en que muchos sedicentes hidalgos dicen que sus ancestros vienen de las montañas de Burgos o Cantabria, cuando no, como quieren los Perona-Rosillo en San Clemente12, de un ilustre caballero francés que llegó de Peronne, en el Norte de Francia, al servicio de Blanca de Borbón, desgraciada mujer de don Pedro el Cruel; incluso se remontan, como hacen los Balboa de la villa de Hellín, a un patricio romano, Lucio Cornelio Balbo. Hace poco, en febrero de 2018, Don Rodrigo de Luz, un documentalista descendiente de una de estas familias de El Castillo y autor de una magnífica y documentadísima obra sobre la rama granadina de los Luz o De Luz en época moderna13, ha dado a conocer un primer anticipo14 de un trabajo más amplio que prepara,
quejándose, entre tanto, de la “caza de brujas” emprendida por los “cazaconversos-a mi modo de ver historiadores serios en su gran mayoría- y poniendo en cuestión la credibilidad de las acusaciones contra estos supuestos judaizantes, que, en efecto, podrían ser debidas a los odios políticos, querellas familiares y las simples envidias de vecinos, en un clima asfixiante de sospecha y fervor religioso y de ajuste de cuentas entre los partidarios del Marqués de Villena y los Reyes Católicos en la cruenta guerra que trajo a éstos al trono. Creo que no le falta su punto de razón: salvo casos concretos, nadie puede afirmar -aunque a veces las pruebas e indicios sea cumulen- que una familia tenga orígenes judíos y menos todavía que lo siguiera siendo después de convertirse. Pero menos aún demostrar lo contrario y, por lo que yo mismo he podido observar en casos semejantes y por lo que publican autores como María Pilar Rábade, Baltasar Cuart Moner o Enrique Soria Mesa, hay muchas más mentiras en las exculpaciones y en las genealogías que presentan tanto los procesados como sus descendientes, que en las acusaciones formuladas contra ellos. Y, desde luego, el hecho de que se paralice e incluso finalice de forma favorable una probanza de limpieza de sangre tiene menos que ver con la verdad que con la bolsa llena y la capacidad del pretendiente para falsificar, sobornar, cohechar e incluso asesinar a personas incómodas, como Garcí Martínez, un cura de Alcaraz al que mataron y robaron las pruebas que traía respecto a la familia de un colega suyo, hijo de la famosa doña Oliva Sabuco, en 163015.
Por eso, sin dar crédito a todas y cada una de las imputaciones, yo me inclino a pensar que en su gran mayoría no carecen de cierto fundamento. Idea que confirman los estudios de Ignacio de la Rosa Ferrer sobre los “hijosdalgo” descendientes aquellos que fueron procesados o se reconciliaron, esparcidos por otras poblaciones. Muy en particular por San Clemente, en cuya iglesia había bastantes sambenitos de familias que habían venido de El Castillo, enlazadas con otras no menos sospechosas, aunque tampoco faltan las bodas con hidalgos. Algunos todavía serían quemados por herejes, como Luis Sánchez de Orihuela en 1517, o acusados al menos de blasfemias y cripto judaísmo, como el regidor Francisco del Castillo Hinestrosa, que no ocultaba ser judío de señal, o descendiente de judíos de señal16.
Tanto de los Castillo y Orihuela como de Juan Fernández de Luz y su familia me ocupé en su momento, siguiendo a Dimas Pérez y Vincent Parello, y transcribiendo algunos documentos inéditos. Pero ahora, sin ánimo de volver a quemarlos o enjuiciarlos -al contrario, me siento mucho más cerca de ellos que de la Inquisición, y no creo que ser judío o judaizante fuera ningún baldón-, habría mucho más que decir al respecto, después de lo que aporta Ignacio de la Rosa sobre sus descendientes y ramificaciones17. De otros convecinos, como los Olivares, Alcaraz y Piñán, solamente tenía mis sospechas, que ahora se confirman al saber, por ejemplo, que la hija del rico arrendador y escribano del rey Alonso Sánchez de Alcaraz, Inés de Alcaraz y Olivares, cuyo caso se vuelve a reactivar a instancias del fiscal en 1513, fue acusada de no guardar las Fiestas ni acudir a la iglesia cuando venía a dar a luz en El Castillo en casa de sus padres, de lavar con sal y agua y quitar todo el sebo a la carne, de echar pellas de masa al fuego al cocinar, comer carne en cuaresma y no comer tocino, “sabadear” rezando de cara a la pared, hacer las cabañuelas típicas del sukot, rodearse de judíos a los que confesaba que ella también lo era y quería casar a sus hijas con ellos y de decir que no había “sino nacer y morir” -acusación frecuente, que responde más bien a un materialismo anti espiritualista que encontramos también en otros casos-. Ella se disculpó de no asistir a misa alegando que estaba embarazada y la Iglesia de San Juan de El Castillo quedaba un poco lejos, con muchos escalones, aunque iba ala capilla privada que el linaje tenía en su vivienda con licencia del Papa. Pero el resto de las acusaciones no parece que fueran fáciles de excusar, salvo por malquerencias por la vinculación de su padre al Marqués. También será acusado su marido, el hidalgo Alonso de Iniesta Hinestrosa, escudero del mismo Juan Pacheco, comendador de la Orden de Santiago y Señor de Valera de Yuso, Solera y Olmeda, aunque él escapará con dos compurgaciones y con mucho dinero que su hermano, Diego de Iniesta Hinestrosa, arcipreste de Alarcón y prior de la Colegiata de Belmonte, dio a los inquisidores, pese a las reticencias del fiscal18. Y sabemos que su hija, María de Hinestrosa, que heredó el Señorío de Valera y tendría además el de Perona, se casó con Alonso del Castillo, hijo del ya citado Francisco del Castillo y hermano de Diego del Castillo, que también fue procesado. Aunque esta familia, que desciende a la vez de los Piñán, inventará una genealogía que la hace descendiente de un supuesto Lope Martínez del Castillo Macacho, nieto del castillero Clemén Pérez de Rus, el caballero que fundó San Clemente19.
De esta forma, Castillos, Orihuelas y algún otro linaje llegado de El Castillo, mezclados con hidalgos más o menos auténticos, o tan falsos como ellos, como son los González de Alcaraz de Albacete y los Rodríguez de Alcaraz hellineros, figuran al nivel de la de Juan de Haro y la rama menor de los Pacheco en la lista que hace el licenciado Villanueva Merchante de los nobles, señores e hijosdalgo, que había en San Clemente a mediados del siglo XVII20. Y, aunque algunos presentan documentos auténticos, como los testamentos que sus antepasados hicieron cuando aún no importaba su ascendencia y podían presumir de su hidalguía porque sus bisabuelos fueron armados caballeros, esto no significa que no fueran conversos o hijos de conversos -conocido es el caso de Alfonso Álvarez de Toledo, que lo fue por servicios que su padre hizo al rey después de convertirse-. Todo ello sin contar con que “la veracidad de las ascendencias hay que tomarla con cierta prudencia”, como dice caritativamente Ignacio de la Rosa. Otros, como los nietos y biznietos del citado Juan Fernández de Luz, no podrían hacerlo, porque éste fue pechero y con fama de no muy buen cristiano, como ya señalamos, y ostentó los oficios del Concejo antes de que Pacheco pervirtiera las viejas ordenanzas que impedían hacerlo e incluso vivir en El Castillo a quienes no pecharan, aunque fueran hidalgos. Pero no faltarán testigos complacientes dispuestos a jurar que la familia jamás contribuyó en los pechos del Rey o del Concejo, de manera que Pedro y Rodrigo de Luz, sus descendientes, podrían pleitear en la Chancillería de Granada contra los municipios en los que residían, Villalgordo y Villarejo de Fuentes, que insistían en que siempre habían sido pecheros y, después de un litigio de 35 años, obtendrán la preciada ejecutoria en la que se reconoce su hidalguía en 157821. También los Melgarejo conseguirán la suya pleiteando contra los de Santa María de Los Llanos, Montalbanejo, Honrubia y Alconchel, los lugares en los que se asentaron o fueron hacendados, aunque son descendientes de Rodrigo de Mula22, que fue recaudador y criado del marqués Juan Pacheco y su mano derecha en sus turbios negocios: de su hijo Juan -casado con Juana de Arboleda, la hija del Doctor Arboleda, de un linaje también afecto a Juan Pacheco y a los mismos manejos, que tenía parientes por lo menos en Chinchilla y Villena, de los cuales al menos Diego, Luis y Gonzalo de Arboleda parecen haber sido quemados en estatua en 1502- y Teresa -la abuela, vecina de El Castillo, lo había sido ya a finales del XV- y del nieto, Francisco Melgarejo que se casó con Juana de Alcaraz y Olivares23, apellidos que ya lo dicen todo de ella-. Y es que aquí, como en tantos lugares de Castilla, la nobleza de muchas casas aristocráticas del siglo XVI se construye “adornando” o “reinventando” las raíces del árbol genealógico y enterrando bajo ellas las cenizas de los antepasados.
__________
Notas:
[1] PRETEL MARÍN, A. y SALAS PARRILLA, M.,
Garcimuñoz Medieval: la villa y el castillo del siglo XII al XV 
.Aytº. de Castillo de Garcimuñoz, 2016
 
[2]MORENO, KOCH, Y. “La comunidad judaizante del
Castillo de Garcimuñoz: 1489-
1492”, Sefarad, 37 (1977), pp.351-371. ROMERO SÁIZ, M., Los judíos en la provincia deCuenca. https://agoracuenca.
 
[3] ROMERO DOMÍNGUEZ, El Hospital de Santo Tomás, La Capilla de San Pedro y San pablo de la colegiata de Belmonte, Marbella, 2003. p. 44- 45.
 
[4] DE LUZ LAMARCA, R., El marquesado de Villena o el mito de los Manuel, Diput. Cuenca, 1998, pp. 117-118.PRETEL y SALAS,
Garcimuñoz medieval, pp. 100-101,134-135 y Docs. 28,95 y 99.
 
[5] DE LUZ LAMARCA, R., El marquesado de Villena o elmito de los Manuel, Diput. Cuenca, 1998, pp. 117-118.PRETEL y SALAS, Garcimuñoz medieval, pp. 100-101,134-135 y Docs. 28,95 y 99.
 
[6] LÓPEZ ÁLVAREZ, A. Mª, y BENITO IZQUIERDO, R.(Coords.), Juderías y sinagogas de la Sefarad medieval, UCLM, Toledo, 2003, pp. 51, 170, 497 y 591. PRETEL ySALAS, Garcimuñoz medieval…, pp. 135 y 343.
 
[7] PRETEL y SALAS, Garcimuñoz medieval…, pp. 140,166, 208, 223-224, 272; Doc. 86, 98, etc. DE LA ROSA FERRER, I., “Los Origüela de San Clemente: Astudillos yPiquinotis”, en https://historiadelcorregimientodesanclemente.blogspot.com.es/2015/09/.
[8]SORIA MESA, E., “Burocracia y conversos. La Real Chancillería de Granada en los siglos XVI y XVII”, en Aranda Pérez (Coord.)  Burocracia, juristas y burócratas en la España Moderna, 2005, pp. 107-144. Se aventura a decir que la Chancillería de Granada parecía “un nido de conversos”.
 
[9] Véase, por ejemplo, como usa su influencia el abogado don Gabriel de Pareja y Quesada, que tiene cuatro o cinco herejes judaizantes en su genealogía, para ser admitido como miembro del mismo Santo Oficio y obtener su patente de limpieza de Sangre. PRETEL MARÍN, A. Los judeoconversos de Alcaraz…, pp. 73, 85 y sigs. Y otro tanto consiguen, por ejemplo, los Santacruz de Huete, que serán reputados por hidalgos a pesar de tener a varios judaizantes condenados en su genealogía. PORRAS ARBOLEDAS,P.A., “Nobles y conversos, una relación difícil de serentendida”, p. 203-224, 222.
 
[10] DE LA ROSA FERRER, Historia del corregimiento de San Clemente. PRETEL Y SALAS, Garcimuñoz medieval, pp. 133 y 248.
 
[11]http://palomatorrijos.blogspot.com.es/2015/12/conversos-y-judaizantes.html.
 
[12] DE LA ROSA FERRER, I., Los hidalgos de la villa deSan Clemente, 2018.
 
[13]DE LUZ CARRETERO, R. “El linaje De Luz durante el proceso de conquista y organización de la Granada moderna”, en Fernández Valdivieso (coord.) Los linajes nobiliarios en el reino de Granada, siglos XV-XIV, Granada
 
[14]https://www.researchgate.net/publication/323445999.
 
[15] PRETEL MARÍN, Los judeoconversos de Alcaraz…, p.83.
 
[16]PARELLO, V., “Los Castillos ante el tribunal de la Inquisición de Cuenca”, p. 26.
 
[17]DE LA ROSA FERRER, I., “Los Origüela de SanClemente”, y “Los Hidalgos de la villa de San Clemente”, publicadas en red en https://uam.academia.edu/IgnacioDeLaRosaFerrer (2018).
 
[18] ROMERO DOMÍNGUEZ, El Hospital de Santo Tomás… p. 44- 45.
 
[19] DE LA ROSA FERRER, “Los Origüela de SanClemente…”
 
[20]DE LA ROSA FERRER, I., “Los Hidalgos…”
 
[21] DE LUZ LAMARCA, El marquesado…, pp. 417-466.
 
[22]DE LA ROSA FERRER, I., “Los Melgarejo, una hacienda familiar nacida del servicio, el mérito y la especulación”. https://www.academia.edu/36568925/.
 
[23]BLÁZQUEZ MIGUEL, J., “Catálogo de los procesos inquisitoriales del Santo Oficio de Murcia”, Murgetana,LXXXIV, Murcia, 1987, p. 45). PRETEL y SALAS, Garcimuñoz medieval…, pp. 173 y 224

Día del villazgo 2019

Día del villazgo 2019

Felicidades a todos los castilleros.

Tal día como hoy, concretamente el 3 de octubre de 1322 de la mano del infante Don Juan Manuel, El Castillo conseguía su carta de villazgo, comenzando a partir de entonces tres siglos de una grandiosa historia.

697 años…. No dejéis de celebrarlo,  y animad al ayuntamiento a que elija este día como festivo local.

De ese periodo nos hablan y nos lo recuerdan constantemente las piedras de sus casas, y sus calles serpenteantes, el que no vea su belleza es que está ciego……

Para dar fe, os dejamos cuatro fotos de la villa……

Rayo
Alberto Lunas

PanoramicaPanoramicaEstePanoramicaSur

Presentación libros

Presentación libros

Dentro de los actos de los Veranos Culturales 2019 enmarcamos la presentación de dos libros, ambos de dos escritores conquenses, a los cuales tenemos el placer de acoger.

El acto se celebrará el sábado día 17 de agosto en el salón de actos del Excelentísimo Ayuntamiento de Castillo de Garcimuñoz a las 19:00.

Magdalenas sin azúcar y Cuando el cielo diga mi nombre, de Paco Arenas y Maria Isabel Fernández Escribano respectivamente son las novelas en cuestión. Ambas temporalmente enmarcadas en la posguerra civil española.

Magdalenas sin azucar:

Magdalenas-sin-azucar

 
Paco Arenas (Paco Martínez) comenzó a escribir muy joven, participando en el premio Nadal a los 26 años. Siendo su novela seleccionada, pero no publicada. No vuelve a escribir hasta casi treinta años después, ganando dos segundos premios “Aurora cierra los ojos” (2014) y “Vicentica” (2016). Su primera novela “Los manuscritos de Teresa Panza” (2015 / Ediciones Hades) escrita al estilo del siglo XVII, posiblemente sea la única novela redactada en el siglo XXI que ha entrado en la lista de los más vendidos de Ficción Clásica. En su segunda novela “Caricias Rotas” (2016 / C.Space) muestra su compromiso, una vez más, contra la violencia de género. Enamorado de la literatura clásica ha llevado a cabo adaptaciones de clásicos castellanos al español actual, como “La Celestina” y “El Lazarillo de Tormes”. En poesía tiene publicado un recopilatorio “Pisando barro, soñando palabras”. Magdalenas sin azúcar es, por tanto, su tercera novela en publicarse, con la cual ha participado en el Premio Primavera y Premio Ateneo de Sevilla.
Una novela que es esencia de la Tierra en la que está inspirada. Ubicada en Gascas, actualmente bajo las aguas del pantano de Alarcón, retrata una parte de la historia de nuestra Tierra en un «collage», en el que aparecen características de varios pueblos de Cuenca, con retazos de múltiples vivencias de nuestros paisanos.
 
Los personajes que aparecen en «Magdalenas sin azúcar» tan solo buscan vivir en paz, sin mentiras ni secretos que ocultar. Sin embargo, la realidad cotidiana y sobre todo las circunstancias, más que su propia voluntad, determinan sus vidas, provocando que tengan secretos y mientan, incluso a las personas que más aman. Magdalenas sin azúcar es una metáfora sobre la libertad y el amor en todas sus formas, condensándose dicha metáfora tanto en el título como en la pregunta con la que se inicia y culmina la historia:  ¿Quién llevará flores a los muertos de Juncos si están bajo las aguas del pantano?
Jaime Flores Flores Catedrático de literatura española Universidad de Puerto Rico-Río Piedras
 
Las tres primeras páginas nos conmueven: ya estamos en el corazón de la novela. Tenemos la impresión de que todo ha sido dicho. El lector deberá releerlas a medida que los personajes aparecen, se dibujan y nos deslumbran.Como lector, vamos de sorpresa en sorpresa: ante nosotros surgen multitud de historias tejidas sutilmente. El autor, sin caer ni en la facilidad ni en los clichés, nos va confrontando a los horrores de las guerra y todas las crueldades de las que son capaces los humanos fanatizados. Al llegar al final no solo nos embarga una profunda tristeza sino una profunda esperanza en forma de un hilito recuperado de una bandera símbolo de sueños tan deshechos como persistentes.
Susana Alfaro Catedrática literatura española Besançon/France)
 
 
Cuando el cielo diga mi nombre:
Cuando-el-cielo-diga-mi-nombre_Cartel-ganadora
 
Ana I. Fernández Escribano
 

Ana I. Fernández Escribano (Cuenca,1970) Creció en el Pedernoso,  pueblo ubicado en La  Mancha Conquense, al cual se siente muy ligada.

Desde muy temprana edad mostró gran interés por la literatura. Comenzó escribiendo poesías, más tarde, se atrevió a escribir relatos cortos y cuentos.  Pero ella necesitaba narrar historias, detallar y describir paisajes e inventar personajes. De aquella necesidad, nació un nuevo reto; la novela. Tras años de leer a grandes autores como Delibes, Maruja Torres, Antonio Gala, y Noam Gordon, entre otros muchos… aprendió de ellos todo para emprender el camino hacia la novela. Pero hubo un autor  Humberto Eco, quien realmente la cautivó por su forma de introducir al lector en su obra,  El nombre de la rosa.

Cuando el cielo diga mi nombre, es su primer libro.  En ella, ha volcado todo lo que ha absorbido y aprendido durante sus años como lectora. Puesto que es autodidacta.  Para la escritora, esta experiencia le ha servido como reto personal.

Es una novela urbana, rica en matices. Clara, concisa, ágil y sencilla. En esta obra, Ana I. Fernández ha hecho referencia a una época muy dura y gris de España; La Posguerra.  En este libro ha querido reflejar la dureza de aquellos amargos años, en donde los ricos tenían todo el poder, mientras,  que los más humildes nadaban en la más absoluta de las pobrezas.

Desde una ventana al pasado, ha querido describir la ardua vida de quienes solo tenían el día y la noche para sobrevivir.  Al igual que sus manos como vía hacia la supervivencia y el duro trabajo como capital. Pero sobre todo, ha querido dar vital importancia a la mujer, fácil presa de la sumisión del silencio y del machismo.

En esta novela, la autora Ana Isabel, ha querido atrapar aquellos rudos años, aún presentes en los recuerdos de muchas personas.  A través de los ojos de Elena, el lector experimentará las historias de los personajes, como el de Patricia, mujer moderna, joven y luchadora en otra de las épocas fundamentales de España, los años 80. Donde la droga jugaba al escondite con la voluntad de los jóvenes. Afortunadamente, la mujer daba muestras de rebelarse contra el machismo.

Cuando el cielo diga mi nombre, trata varios temas; los malos tratos, el machismo, las drogas, la trata de blancas; la supervivencia, la superación, la lucha por alcanzar unas metas…pero sobre todo refleja la continuidad de una reyerta en contra de las adversidades, es una novela que trata de la vida misma, donde el lector podrá sentirse identificado. Donde el afán por superación, se antepone ante las dificultades.
         Una obra, donde la esperanza juega un gran papel. Y los sueños, aquellos que se alojan para siempre en el corazón por falta de valentía, renacen nuevamente.

Cuando el cielo diga mi nombre, es la voz de aquellas mujeres sometidas al silencio,  Elena y Patricia son dos heroínas  en distintas épocas de España.

Cuando Elena, escritora de éxito se encuentra en la cumbre de su carrera recibe una nefasta noticia, está enferma de cáncer. Es entonces, cuando decide escribir su última novela.  Pero… esta vez, no recorrerá países en busca de una buena historia puesto que ella será la protagonista indiscutible. Y para ello deberá enfrentarse a la peor de las condenas; los fantasmas de su pasado y los viejos recuerdos que quedaron enterrados en el cofre del olvido.

Afortunadamente, Patricia, una joven a la que ella considera como a una hija, reaparece tras años de ausencia. Juntas calmaran sus miedos, limpiaran sus tristezas y superaran obstáculos que nunca antes se habían planteado. Cada una desnudará su alma dejándola libre de secretos, convirtiéndose en grandes personajes del último baile de palabras; el libro de Elena.

Fiestas patronales 2019

Fiestas Patronales 2018

Hola.

Ya se están acercando el inicio de las fiestas patronales de Castillo de Garcimuñoz, en honor de Nuestra Señora de Las Angustias.

Desde la Asociación Cultural Infante Don Juan Manuel os deseamos que las disfrutéis a tope, junto al resto de Castilleros.

A continuación os ponemos un enlace donde podéis descargaros el programa de fiestas en formato PDF.

Programa Fiestas 2019

Enlace a listado histórico de programas de fiestas: Programas Culturales.

Saluda del Alcalde

Quien pudiera dominar el tiempo, pararlo, coger de él los buenos momentos, borrar los malos, quien pudiera vivir presente y a su vez revivir pasado. Castilleros, castilleras, nunca podremos parar y dominar el tiempo, como nunca volveremos a vivir el pasado, mirar hacía éste sólo debe servirnos para tomar impulso y vislumbrar con optimismo el camino que nos queda por recorrer, debemos de seguir construyendo un presente y un futuro para hacer una vida y un pueblo mejor y eso se consigue con la unión de todos, mediante el esfuerzo y la buena convivencia, debemos de ser optimistas, sentirnos unidos, orgullosos de nuestro presente y seguros de nuestro futuro, llegados estos días debéis de mostrar y expresar vuestras emociones, vuestros sentimientos y sobre todo recordar. Recordar es amar todo aquello que hemos pasado o hemos vivido, es sentir añoranza a todo y por todo lo nuestro, tradiciones, lugares, familiares, amigos.
Las fiestas que vamos a vivir son de todos y para todos, por ello nuestra colaboración debería de ser unánime, implicándonos en ellas un poquito más, afortunadamente son ya muchas las personas que desinteresadamente prestan su colaboración haciendo que nuestras fiestas brillen cada año un poquito más, a todas ellas, gracias.
Mostremos todos juntos nuestra fe y devoción a nuestra patrona la Virgen de las Angustias, acompañémosla llenos de ilusión como siempre hemos hecho, recorriendo nuestra calles, reservemos un pequeño recuerdo en nuestro corazón para todo aquello que un día quisimos y perdimos y que a su vez hace que queramos si cabe con más fuerza lo que nos queda.
Mi deseo y el de toda la corporación que compone este ayuntamiento son que estas fiestas patronales 2019 os regalen bonitos momentos y que estos permanezcan para siempre imborrables en vuestra memoria.
¡¡Ser felices y disfrutar de nuestras fiestas patronales!!
Francisco Javier Lavara Fernández
Alcalde Presidente

Veranos culturales 2019

Veranos culturales 2019

Como yá es tradicional el verano en Castillo de Garcimuñoz se llena de actividades culturales.

Os presentamos el programa de los «Veranos Culturales»

2019 no podía ser menos.  Y a las ya tradicionales modalidades de historia, luz, música, motor y deporte, este año unimos dos nuevas artes a nuestro programa, el humor y el teatro.

Sin más os adjunto el cartel de programación  y os lo desgranamos acto a acto.

Verano cultural castillo de garcimuñoz 2019

Agosto:

Además de estos actos se añaden los actos de las Fiestas Patronales que podéis ver en el enlace.

Día 10:
        El Almacen 23:30
        Juanjo Albiñana, monologuista.
        Entrada gratuita.

Web: https://albacomedy.com/
Twitter: https://twitter.com/juanjoalbinana?lang=es
Facebook: https://es-es.facebook.com/juanjoalbinana/

Día 11:
         Junto a la Fortaleza 09:00
         IV Concentración de clásicos.

2019-08-10 IV Reunion de clasicos(FormatoMedio)

Día 17:

Presentación de los libros «Magdalenas sin azucar» y «Cuando el cielo diga mi nombre», de Paco Arenas y Ana Isabel Fernández Escribano.

 Magdalenas-sin-azucar

Cuando-el-cielo-diga-mi-nombre_Cartel-ganadora

 

 

Día 23:
          Fortaleza 22:00
          Teatro: Grupo Engatos, con la divertida obra «Al paso».
          Entrada 10 €.

Web: https://teatroengatos.es.tl/
Facebook: https://es-la.facebook.com/teatroleyendasdecuenca.antiguoengatos/

 

Ya realizadas

Julio

Día 13:
       Fortaleza 22:00
       «Mar del Norte«, en su gira «Romería folk».
       Precio 10€.

Web: https://mdncelta.wixsite.com/mardelnorte
Facebook: https://es-es.facebook.com/MardelNorteRockCelta/

Día 20:
       Fortaleza 22:00
       Paco Cifuentes.
       Precio 10€.

Facebook: https://www.facebook.com/PacoCifuentesMusica/
Twitter: https://twitter.com/pacocifuentes

Día 27:
        Fortaleza 22:00
        «Zarandea»
       Precio 10€.

Agosto

Día3:
       19:00 Categorias inferiores.
       20:00 Trofeo Jorge Manrique.
       Circuito de carreras populares de la Excma. Diputación de Cuenca.
       Día de sentimientos en Castillo de Garcimuñoz, este año la carrera estará dedicada a nuestra gran campeona, como no podía ser menos, Clara Martinez Marquina. Nunca te olvidaremos.

2019-08-03 XXXII Jorge Manrique 2019

 

 

Spain Heritage Network

Spain Heritage Network

España es uno de los países con mayor riqueza histórica.

Spain Heritage Network/RED NACIONAL DE PATRIMONIO HISTÓRICO es una de las redes más importantes de Castillos y Palacios de España.

La Fortaleza de Castillo de Garcimuñoz ya pertenece a este exclusivo grupo de monumentos y patrimonio histórico de España. Que además de promoción turística, permite la compra anticipada de entradas online para visitar nuestro castillo.

No lo dudes, compra tus entradas online, en la sección de Turismo y disfruta de una experiencia inolvidable.

 RedNacionalPatrimonioHistorico

Poblacion

Ploblacion

Castillo de Garcimuñoz no es solamente su fortaleza, aunque claro está, todo confluye en ella.

Vista Cerro
Vista desde la antigua iglesia de San Juan

Un paseo por sus calles, las cuales poseen el mismo trazado de hace siglos, es ineludible. Por ella verá decenas de fachadas blasonadas que nos hablan de la nobleza de la villa, y en cualquier momento, en el que se escape del casco urbano si sale de sus calles tendrá una visión de decenas de kilometros hasta el horizonte, donde se mezclan, dependiendo de la época del año, diferentes colores, pasando por el verde y rojo de primavera, al amarillo de verano y el color más ocre de invierno.

Una suerte es si puede visitar las ruinas de los conventos que poseia la villa. Y dos puntos ineludibles son, el mirador en que se convirtió la antigua iglesia de San Juan (hoy cerro San Juan), mirador excepcional hacia la villa y el horizonte. El selfie con la villa y fortaleza al fondo, es la foto de esta visita.

Fuente de abajo
Fuente de abajo

E igualmente, una visita a la fuente de abajo para refrescarse y poder visitar la galería subterranea hasta su nacimiento es una experiencia impresionante, aunque no apta para claustrofóbicos.

No dudéis el Castillo está lleno de sorpresas. Pasead por sus calles.

 

Ventanas fortaleza

Ventanas fortaleza

Nuestros amigos de la fortaleza nos hacen llegar otra foto, esta vez de la fachada noreste. En la que, aparte de otros elementos decorativos, llama la atención sus ventanas.

Ahora cuesta imaginarlo, pero la fortaleza de Castillo de Garcimuñoz era un autentico palacio. Uno de los elementos que lo indican, son el diseño y cuantioso número de sus ventanas. 

Posiblemente sea el castillo de España con más ventanas, al menos por metro cuadrado. Tanto el primer piso plagado de ellas (mas sencillas), como el segundo (zona noble), donde sus paños son practicamente huecos por el número y amplitud de sus ventanas y cortejadores.

Las más llamativas son las ventanas de cruz, una existe en la fachada Noreste que mostramos en la foto, otras cinco en la fachada Noroeste y otras cinco (practicamente desaparecidas) en la fachada Sureste.

¿has visto algun castillo con tantas ventanas?

Te animanos a que conozcas la fortaleza y nos digas de cuantas ventanas disponía el castillo.

 VentanasNorte